Sofia y algunas otras cosas

Boda en la Inglesia Rusa en el casco historico.

El lugar de las otras cosas, extrañas, extraordinarias cosas. Así se siente la capital de Bulgaria. Una ciudad rica en historia, cuyo pasado está vigente en su arquitectura: una mezcla de olvido y nuevos recuerdos.

Sofía no brilla como Paris, Madrid o Roma sin embargo esta ciudad es un testamento al tumultuoso (impredecible) paso del tiempo, a la tenacidad y al ritmo frenético del presente.

¿Cómo podemos definir a esta ciudad? Para los primerizos, es un lugar de sentimientos encontrados. De contrastes brutos.

Monumento a la Armada Sovietica. Parque Real.

En varios puntos de la ciudad no es raro encontrarse con la evidencia de la época Bizantina, Romana, Otomana, o la Unión Soviética.

Entre las estructuras de rigor como el palacio de gobierno, la universidad de Sofía, y el centro histórico, entre el trafico, parques abandonados y bloques de apartamentos al mejor estilo comunista, sobresalen modernos edificios y centros comerciales, en el desorden armónico característico de las ciudades en crecimiento.

Jardín de la ciudad, cerca a la Galeria Nacional.

Y precisamente para no perderse entre tanto desorden, antes de visitar Sofía, mejor decide lo que quieres ver. Planear un primer vistazo no es complicado. Los edificios más importantes de la cuidad se encuentran concentrados en el casco histórico y es por allí donde debe empezar tu viaje.

Mercado de las pulgas. En frente de la catedral Alexander Nevski.

 

Tu primera parada en Sofía sin lugar a dudas será la plaza de la Asamblea Nacional, ubicada en la parte más llamativa y ‘turística’ de la ciudad. La plaza debe su nombre al edificio de estilo neo-clásico que alberga al parlamento y su particularidad es la presencia de una estatua  que se dedicó al zar Alexander II de Rusia por su ayuda en la liberación de Bulgaria del Imperio Otomano.

Teatro Ivan Basov

Desde la galería nacional, antigua residencia de la realeza Búlgara, el teatro Ivan Basov (cerca al centro Cervantes) hasta la catedral de Alexander Nevsky, con su mercado de las pulgas, puedes revivir los pasos de otra época y comparar estilos Ortodoxos con la Iglesia Rusa.

Pasear por la imponente Universidad de Sofía terminando en el puente de las águilas, centro cultural y social de la cuidad ( y el punto de partida a Estambul!)

Puente de las aguilas.

A pocos pasos, otro lugar que no te puedes perder es la catedral ortodoxa de Alexander Nevsky. Es el símbolo de la liberación de los Turcos y un tributo a los soldados Rusos y Búlgaros que pelearon por la independencia.

Es una de las catedrales más majestuosas e imponentes de los Balcanes (buena suerte tomando fotos en su interior - ¡están prohibidas!)

Catedral Alexander Nevsky

Para apreciar un poco más la historia de este asentamiento urbano, no te pierdas el Museo Nacional de Historia en Sofía. Es una verdadera joya que cuenta con la mayor colección de tesoros de antiguos asentamientos Tracios en Bulgaria.

Tesoros del perido Tracio. Museo Nacional.

Y si tienes ganas de más historia,  también puedes visitar la  Iglesia Boyana, patrimonio de la Humanidad, situada a los pies del Monte Vitosha.

Una vez terminado el recorrido de rigor y el mapa ha sido aprendido, la resaca cirílica y visual empieza a desvanecer todo deja de tener sentido. Es entonces cuando podrás empezar a descubrir la verdadera Sofía.

Mesquita Banya Bashi

La de la nostalgia de la vieja guardia y el ímpetu de nueva vanguardia.  La de las noches desenfrenadas, sin inhibiciones, y ricas en conversaciones.

Paseos que no llevan a ninguna parte, pero que siempre están llenos de posibilidades.

Caminando por sus calles descubrirás la ciudad creativa, inquietante y llena de contrastes. Descubrirás la Sofía con temperamento y personalidad, la de las experiencias, de la gente y los recuerdos. La Sofía de los Búlgaros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>