Paris: No solo romance y sentimentalidad

Nene ¿me llevas a París? Si. Paris es la ciudad más romántica del mundo! ¿Cuántas veces has escuchado esto?! Muchas veces, por supuesto, ya que es bien sabido que el ambiente de París está lleno de romance, y una que otra aventura ( IVA no incluido.) La capital francesa, sin embargo, tiene mucho más que ofrecer.

Puedes encontrar animados barrios (como el Barrio Latino) y se puede descubrir el arte y la cultura oculta incluso en los rincones más remotos de la ciudad. Si decides ir a París en estas fiestas navideñas es absolutamente necesario preparar un plan detallado con todas las paradas obligatorias de tu visita.

París es una metrópoli llena de monumentos, museos y hermosas plazas. Lo que necesitas es un par de zapatos cómodos y el deseo de caminar. La Torre Eiffel, el Louvre y la catedral de Notre Dame, son sólo algunos de los lugares que hay que ver en esta ciudad.

La Torre Eiffel, muy controvertida y criticada por lo Parisinos que la consideran un montón de chatarra Americana, es sin duda la primera cosa que debes ver en Paris. El mejor recuerdo que puedes llevarte de esta ciudad es una foto delante de la torre. Visita la Torre Eiffel durante el día, podras disfrutar de una vista impresionante de toda la ciudad. Si tienes el tiempo para esperar la iluminación nocturna, espera! no te arrepentirás. Serás testigo de un espectáculo único de luces y colores.

Otra parada fundamental en tu gira es el Louvre. Planea dedicar un día entero para visitar el museo ( para solo ver una parte de el!) y  para disfrutar de tu visita sin tener que correr. Si no pierdes la paciencia ( palabra clave: paciencia) y superas la larga cola en la entrada, podrás admirar una de las mayores colecciones del mundo de obras de arte y antigüedades.

Las atracciones más famosas del Louvre son Mona Lisa de Da Vinci y la Venus de Milo, pero descubrirás muchas otras obras de arte que son tan hermosas como estas dos, aunque son menos famosas. Hay de todo para todos los gustos.

Si después de visitar el Louvre te apetece pasar un día al aire libre, visita el Palacio de Versalles, situado en las afueras de París. Este palacio es el mejor ejemplo del poder de Luis XIV, conocido como el Rey Sol, que gobernó Francia durante 72 años. La opulencia y el lujo del antiguo palacio real te dejarán con la boca abierta. Sin embargo, recuerda que tu visita no estará completa sin un paseo por los bellos jardines de Versalles.

Si la realeza y palacios no son lo tuyo, y prefieres un ambiente más alegre y menos formal, hay que ir a Montmartre. Esta es una ciudad dentro de la ciudad. Es un lugar que aún conserva la vitalidad y la atmósfera de rebeldía que lo caracterizó en los 1800, cuando los aristócratas y burgueses se reunían aquí para pasarlo bien. Si te gustó el ambiente burbujeante en Montmartre, Sin duda te encantará el Qarter América también.

Aunque podrías estar algo cansado de tanto caminar (también te recomendamos el metro), no te puedes perder la oportunidad de visitar la catedral de Notre Dame. La catedral, cuyo nombre se refiere a Nuestra Señora de París, es un lugar lleno de historia. El tesoro de la catedral alberga algunas de las reliquias más importantes del cristianismo, como la corona de espinas y un fragmento de la cruz.

París es una ciudad donde se puede encontrar de todo. El ambiente espontaneo en algunas partes de la ciudad lo convierte en un destino perfecto para un viaje que está fuera de lo común. Y si nuestro plan no te llama la atención, ya sabes, el mejor plan es ‘no tener plan.’ Sal, y déjate sorprender. Ces’t la vie.

 

Photos: weheartit.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>